CASA DEL LIBRO TU LIBRERÍA ONLINE

miércoles, 30 de noviembre de 2016

El suspiro




Suspiró en silencio sobre la almohada mojada por tantos momentos llenos de llanto. Él día le anunciaba que debió dejarlo muchos años antes. Tenía la convicción de que, no se movería y todo seguirá igual. Como aquella persona que pregunta conociendo la respuesta pero no quiere escucharla sabiendo que siempre fue una certeza palpable.

— ¿Me amaste alguna vez, Daniel?

—No molestes o te… —respondió él, con voz adormilado.

Y entonces supo que el infierno cabía en un simple suspiro.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Susurros en el mar


Durante la noche una fuerte tormenta había dejado gran parte de los tablones que formaban una escalera hasta la playa esparcidos por la fría orilla. Respiró profundo y comenzó a descender por los escalones de madera. Cuando llegó junto a la orilla se sentó en una roca suavizada por los golpes de las olas. Sentía el sabor de la sal en su boca con la insistente brisa que el atardecer emanaba. Miró atrás con tristeza, sabía que no podía volver y abrigaba un enorme vacío en su corazón.
Se acercó al borde del agua, sintiendo la tibiez de las piedras bajo sus pies. Se detuvo un momento, observando la inmensa masa azul que se acercaba hacia ella. Exhaló una profunda inspiración. En ese momento lo que le había parecido una lejanía en la distancia se aproximaba amenazadoramente.
Volvió a respirar con intensidad, pretendiendo que la brisa marina la transportara hacía otra dimensión de silenciosa paz. La gran masa azul, como una bocanada furiosa la abrazó con fuerza sumergiéndola en la profundidad del mar; condenándole a un peregrinaje entre la espuma de las olas y la soledad de los océanos. Más allá, de algún punto que no es parte de la tierra, ni del cielo, ni del aire, en las noches de luna llena se escucha un leve susurro que parece provenir de las profundidades del mar…  algunas lenguas dicen, que es una sirena que llora su cautividad.

©Nuria de Espinosa



(Mejor relato en prosa del mes de agosto 2012 del club de escritores Palabra sobre Palabra)

lunes, 21 de noviembre de 2016

Tú ausencia



El 31 de octubre fue especial.
Mis nietos disfrazados y compañeros hicieron que llevase con más entereza un día en el que los ausentes relucen por su ausencia.

domingo, 20 de noviembre de 2016

De profesión mujer

Este es el dibujo que está ecpuesto al público de mi autoría en la exposición " De profesión mujer" que estará en el Ateneu de Rubí abierta al público hasta el día 26 de noviembre.


Asistieron el regidor de cultura Moisés Cantón y la regidora de igualdad y políticas Maria Mas.
Debido al accidente de mi madre no puede acompañarles y presentarla como estaba previsto. Motivo por el cual tuvo que sustituirme Montserrat Olaria

 Los regidores y las artistas con la vicepresidenta Nuria Espinosa

martes, 15 de noviembre de 2016

La tristeza y el dolor me superan

Son momentos muy duros los que me toca vivir. Pirque es tan extraña la existencia que nos lleva a soportar tantas visicitudes.

martes, 25 de octubre de 2016

Corazón bravío

Aquí donde agudizo mis cinco sentimos
permanezco sola en mi triste olvido.
Fue la añoranza del tiempo vivido
que paso factura en mi corazón dolorido.


Y el jilguero canta, quizás embravecido
sobre el árbol que cruje y vela el rocío.
Las nubes asoman sobre cimas y olivos
y danzan las niñas bajo el sol bravío.

Sueño despierta entre sábanas viejas
que arrullan cansadas y el alma desvelan.
Mis huesos crujen y suspiro melancólica
junto al dolorido... tic, tac.  

© Nuria de Espinosa

 

sábado, 15 de octubre de 2016

Entre versos


El frió se clava como finos cristales
y sobre el impasible abrigo,
unas gotas de rocío se caen.

El mar existe vacío
nadie bordea en los mares,
de puerto en puerto navegas,
sólo, sin nadie.

Recuerda que en el otoño,
cuando se desploma la tarde,
la mirada te acompaña
y el dolor se retrae,
emergiendo sobre el navío
y la inmensidad de los mares.

Nadie  atiende el reclamo,
que viaja desconsolado,
y solloza entristecido,

como efímero enamorado.